25 octubre 2012

Windows 8, la reinvención de Microsoft

Captura de pantalla (36)

 

Tal y como estaba programado, un día antes de que comience a venderse al público en general, Microsoft ha presentado de manera oficial su nuevo sistema operativo Windows 8, en el que han pasado trabajando durante varios meses; el evento se realizó en la mañana donde no hubo sorpresas relacionada con Windows 8 ya que todo lo conoces a fondo.

 

Microsoft ha presentado la versión definitiva de Windows 8. Según la compañía han "reinventado Windows para esta nueva era", que estará marcada por la conexión entre dispositivos y una variedad de equipos que hará que Windows vaya más allá del PC.

 

Antes de que llegaran los Smartphone y las Tablet, Microsoft era el rey absoluto del mercado de dispositivos informáticos personales. Su sistema operativo Windows estaba en el 95% de los PC, según Forrester, pero hoy, en plena era post-PC, esa cifra se ha reducido a un 30%, advierte esta consultora. De ahí, que Steve Ballmer, consejero delegado de Microsoft, esté echando el resto a la hora de presentar la nueva versión de su producto estrella, Windows 8. Un sistema operativo que dará paso a toda una gama de dispositivos híbridos, aquellos que combinarán capacidades táctiles con el uso tradicional del teclado y ratón.

 

En concreto, Microsoft ha asegurado que ya hay 1.000 equipos certificados para disfrutar de las posibilidades de Windows 8 y un total de 420 millones de equipos en los que podría instalarse desde el principio. "Ofrecemos a los usuarios todo lo que necesitan", ha explicado el CEO de Microsoft, Steve Ballmer, reforzando la idea multiplataforma de Windows 8.

 

Con este movimiento, Ballmer, que se convirtió en consejero delegado de Microsoft en el año 2000, sustituyendo a Bill Gates, deja claro que está tratando de impulsar la compañía más allá del software para convertirse más en una empresa de hardware y servicios como su rival Apple.

 

 

Windows 8 ya está aquí

 

Tras superar 1.240.000.000 horas de pruebas, el sistema es una realidad. Microsoft ha puesto toda la carne en el asador y ha explicado que ha diseñado un sistema operativo adaptado al contexto actual del mundo de la informática y sobre todo pensando en el futuro. La conexión, la nube y la variedad de equipos han sido las piedras angulares de este nuevo SO, que la propia Microsoft ha definido como una forma de "reinventar" el sistema operativo más popular del mundo.

 

La presentación, desarrollada en Nueva York, ha corrido a cargo del responsable de la división de Windows, Steve Sinofsky, que se ha mostrado encantado con poder presentar al mundo la versión definitiva de Windows 8. Sinofsky ha destacado el peso de Windows en la informática global y ha celebrado el paso adelante de Microsoft con este sistema, que ha asegurado que está preparado para "esta nueva era". Esta nueva era está dominada, según Sinofsky, por un nuevo contexto en que los dispositivos móviles han superado a los ordenadores.

 

Antes de la presentación de Windows 8 Steve Sinofsky dio a conocer la historia de Windows y resaltando el éxito que Windows 7 tuvo al conseguir 670 millones de licencias vendidas en todo el mundo y comprometiéndose a ofrecer una nueva experiencia a los usuarios con el sucesor.

 

Sinofsky ha explicado que la nube, la posibilidad de que los dispositivos estén interconectados y la movilidad han sido el motor para el desarrollo de Windows 8, todo ello con especial atención a conseguir un diseño optimizado tanto para con equipos tradicionales como terminales de interacción táctil. Así, teniendo en cuenta esos aspectos, el director de la división de Windows ha asegurado que han creado la mejor versión del sistema que nunca han desarrollado hasta ahora.

 

Una de las virtudes del sistema que más se ha defendido es su versatilidad y adaptabilidad a los distintos tipos de equipos. En este sentido, Microsoft ha creado dos versiones Windows RT y Windows 8 Pro, pensadas para garantizar la experiencia en todo tipo de terminales. Según los analistas, la principal novedad que aporta Windows 8 es la convergencia de entornos de trabajo, de tal manera que la experiencia de usuario es similar entre distintos dispositivos (PC, tabletas y smartphones). Además, el nuevo sistema operativo permite lanzar dispositivos híbridos, que combinan lo táctil con el uso tradicional de teclado y ratón.

 

Microsoft quiere conquistar el mercado empezando por los equipos que ya tienen Windows 7 y por eso ha diseñado Windows 8 de forma que pueda ser instalado en el amplio parque de equipos Windows 7, y ha confirmado que en su estreno, Windows 8 va a poder llegar a 420 millones de dispositivos, lo que permite comprobar que la compañía quiere empezar el despliegue de Windows 8 por su base de usuarios.

 

En concreto hay 1.000 terminales certificados para recibir Windows 8 y Microsoft espera que los usuarios se animen a ello. Para conseguir fomentar su instalación, Microsoft ha explicado que su nuevo SO es capaz de mejorar el rendimiento de equipos Windows 7 en un 33 por ciento y mejorar el rendimiento de su batería.

 

En la presentación se ha destacado el potencial de Windows 8 y su relación con Windows Phone 8, que es uno de los pilares del sistema. Ambos SO comparten código y su relación es vital para la experiencia Windows, según han destacado desde Microsoft. En este sentido, la compañía ha explicado que pretenden ofrecer un servicio completo, que comprenda todas las actividades y necesidades de los usuarios.

 

Relacionado con ese ecosistema Windows, se ha destacado la importancia de Windows Store, el auténtico centro de contenidos de todo el ecosistema. Ballmer ha destacado que los usuarios gestionarán con su cuenta Windows toda su experiencia. La Windows Store será una oportunidad para usuarios y desarrolladores, que verán que desarrollar para Windows ahora significa mucho más.

 

Ahora solo tendremos que esperar como es la acogida de Windows 8 por parte de los usuarios a partir de mañana donde será el día oficial que Windows 8 este en nuestros dispositivos.