08 abril 2013

Martes de Opinión ¿Es el momento de Microsoft para realizar grandes cambios en Windows 8?

Windows Blue

Es de conocimiento público que una versión temprana de nombre clave Windows “Blue” se ha filtrado por la red, incluyendo características tales como vista adicionales en la función Snap, mayor sincronización con SkyDrive, mayor personalización en los Live Tiles e Internet Explorer 11, etc. Pero no encontramos nada excitante por ahora para que los usuarios den el salto final hacia Windows 8.

 

Sin dato concretos de cómo van las venta de Windows 8, por ahora sabemos que no está poniendo al mundo de cabeza. Microsoft informo que había vendido 60 millones de licencias, pero ninguna fuente fuera del gigante del software sabe en realidad a cuantos usuarios equivale en total, el único dato certero que sabemos es que las ventas de PC son terribles y van a la baja y Windows 8 no está ayudando para que esto no suceda.

 

Por eso es hora de preguntarse si Microsoft debe implementar grandes cambios en la próxima actualización de su sistema operativo Windows 8.

 

En mi opinión Microsoft tiene dos opciones. Puede mantener el rumbo que tiene hasta ahora con esperanza de que mejores las ventas y que el usuario final se adopte al nuevo uso de su sistema operativo, por lo tanto que, las tabletas con Windows 8 comiencen a despegar, concluyendo que las persona y empresas son feliz usando Windows 8 y RT.

 

Por otro lado puede optar por modificar el sistema operativo para hacerlo más atractivo a las masas que todavía usan PC y pasan su mayor tiempo en el escritorio.

 

Teniendo estos dos puntos de opinión sobre la mesa podemos decir que el problema es que Microsoft está realmente entre la espada y la pared, necesita adaptar a la gente a aceptar las aplicaciones y la interfaz de usuario moderna para un futuro, teniendo una interfaz única para todos los dispositivos, hasta un punto eso es beneficio tener una interfaz unificada es discutible, pero después de todo las personas lamentan el hecho de que tiene que ir a través de la interfaz moderna para ir al escritorio o abrir una aplicación clásica en Windows, de ahí el floreciente mercado de las empresas creadoras de software para omitir la pantalla de inicio.

 

Captura de pantalla (108)

 

A mi manera de pensar Microsoft al no incluir una simple opción de iniciar Windows en su entorno clásico, es esta misma restricción lo que está frenando la adopción de Windows 8. Si Microsoft ofrece un acceso directo al escritorio en Windows Blue o recurrir menos a la interfaz “Metro” para realizar una opción, tal vez el sistema operativo reinventado no será tan esquivo para los usuarios de PC. Después de todo, Windows 8 es mucho más que una interfaz táctil amigable. Bajo esa capa “Metro” se esconde un sistema operativo muy fino.

 

Para finalizar he utilizado Windows 8 desde versión beta hasta la liberación final, al principio me gusto, debió ser por un cambio radical en años en Windows, luego menos me gusto, pero luego lo acepte y finalmente me gusto y lo uso en el día a día. Sólo es muy diferente a las versiones anteriores de Windows, y cuando estás acostumbrado a trabajar de una manera, tener que aprender a hacer las cosas de manera diferente es un inconveniente.

 

Aun así, sé que Windows 8 es un tema largo para discutir aquí en softisto ¿Qué piensas que debe ser el siguiente paso en Microsoft?