22 octubre 2013

Martes de Opinión: Freelancer, ¿es el trabajo de hoy?

Freelancer-trabajo-hoy

Esto te puede interesar: Lo que hoy es una ley, mañana puede ser una mentira. Muchos optan por trabajar 8 horas diarias en la oficina, mientras que otros optan por trabajar en por su cuenta. ¿Qué me ofrece el Freelance? ¡Únete a la discusión!

Primero que nada, ¿Qué es un Freelancer? Para quien no conozca el concepto, los freelancers (también llamados autónomos o profesionales independientes), es una persona que ofrece sus servicios profesionales y realiza trabajos de manera independiente. Los freelancer’s se valen de sus habilidades y conocimientos para realizar trabajos que necesiten terceras personas. Con terceras personas, me refiero a Empresas o personas, que requieran de tus habilidades y conocimientos.

Ok ¿Y luego?

Sales de la universidad y te enfrentas a un mundo que te cierra las puertas porque eres un inexperto. Encuentras el trabajo que siempre quisiste pero te pagan una miseria. Cuando eres Freelancer tú eres el encargo de ponerle precio a tus trabajos y el encargado de promocionarte. Claro, una dificultad al principio, ¡Pero puedes hacerte de renombre si lo que dices saber lo hacer bien! Ser Frelancer es una tendencia que está agarrando fuerza y los expertos creen que seguirá creciendo en los próximos años.

¿Por dónde empiezo?

Primero que nada, enfócate en lo que mejor sabes hacer (definiendo tus habilidades y experiencias) o identifica un nicho de mercado atractivo y vuélvete un experto.

Segundo. De ser posible, busca un lugar donde puedas realizar encuentros personales con tus clientes. En el caso de que tus clientes no vivan cerca de donde tú vives, ofrece videoconferencias y adecúa un lugar donde consideres que puedes transmitir tu sentido profesional.

¿Difícil? Para nada…

Ya definiste tu nicho de mercado, ya tienes un lugar por donde empezar, es hora de promocionar tus servicios. Si no te metes a las cuestiones de diseño, pídele a un amigo que te ayude a diseña tus tarjetas de presentación. Repártelas entre clientes potenciales, asiste a eventos relacionados con tu área profesional y haz networking (usar herramientas digitales como LinkedIn para darte a conocer), realiza promociones, etc.

Date a conocer creado tu propio blog o sitio web. Esto te servirá para darte conocer al mundo entero. Elabora un portafolio digital donde subas tus trabajos, expone los casos de éxito en los que haz ayudado y de ser posible, pídele a tus clientes que hagan una pequeña reseña en video de cómo los ayudaste a resolver sus problemas. Aprovecha al máximo las redes sociales.

Ventajas de ser Freelance

Te puedes dedicar a ejercer tus conocimientos y habilidades sin tener un jefe que te diga lo que debes hacer, dándote la oportunidad de dedicar parte del día en estudiar, buscar cursos que te ayuden a incrementar tus conocimientos o simplemente para compartir tiempo con la familia y amigos. Puedes trabajar donde quieras y obtienes el 100% de las ganancias (recuerda que esas ganancias sn proporcionales al empeño y dedicación que le pongas a las cosas que haces).

Habilidades básicas de cualquier Frelance

Debes organizar un horario de trabajo y ser bastante disciplinado (si no tienes estas habilidades, desarróllalas) Ser autónomo es mucho más apasionante que la rutina del empleo. Utiliza tu tiempo libre para aprender nuevas cosas. De ser posible y dependiendo de la disponibilidad que haya en la región en la que vives, asiste a cursos y seminarios (no necesariamente del tema que buscas, ya que es interesante aprender nuevas cosas), sé culto y lee libros, busca las tendencias de tu área profesional y aprovecha toda la tecnología disponible a tu alcance. Haz tu trabajo con pasión, eso te ayudará a hacer tu trabajo muy exitoso. Observa muy bien la calidad con la que haces tus trabajos, porque recuerda que un cliente satisfecho es la mejor publicidad que puedes tener.

Finalmente

Como dice la frase, no eches en “saco roto” estas propuestas. Si eres de las personas que prefieren ser sus propios jefes, esta es una excelente opción para emprender. Ser freelancer requiere dedicación. ¿Te animas?