23 julio 2014

Crear unidades USB arrancables fácilmente


Atrás quedaron los días cuando la gente solía tener los disquetes para la instalación de aplicaciones heredadas. Usted realmente no necesita utilizar su DVD-ROM o unidad de disquete. Los problemas al momento de instalar Windows desde unidades de disquete o DVD dañados han terminado. Hoy en día podemos utilizar nuestro dispositivo USB como una buena alternativa como medio de arranque para nuestra instalación.

Sin embargo, Windows 7, 8, 8.1 no cuenta con la disposición de crear unidades USB de arranque de forma predeterminada durante el formateo. Estos sistemas operativos sólo proporcionan una opción para disquetes. Usted tendrá que utilizar aplicaciones de terceros con el fin de hacer un USB de arranque en Windows 8, 8.1.


Rufus es un programa gratis para crear un USB de arranque sea este MS-DOS, FreeDOS o ISO de forma muy sencilla y rápida. Funciona con Windows XP, Vista, Windows 7, Windows 8 y Windows 8.1. Necesitas descargar Rufus desde su sitio oficial. Es una herramienta ligera, gratis y no necesita instalación.

Detecta automáticamente el USB. Debes tener en cuenta que se borrarán todos los datos existentes en el USB.

Los menús son casi idénticos al asistente de formateo de Windows, y tan solo cambian las opciones inferiores. Además de dejar elegir la capacidad del disco, el tipo de formato (NTFS, FAT32, FAT y exFAT) y el tamaño del cluster, Rufus permite comprobar el disco en busca de errores y hacer un formateo rápido.

Como ejemplo vamos a crear una USB de arranque para Windows 8.1. Para comenzar seleccionamos en caso de ser necesario nuestra USB en la primera pestaña de dispositivo, en tipo de partición o sistema destino elegimos la primera opción: Tipo de partición MBR para computadora BIOS o UEFI.

Seguimos con nuestra tercera opción de sistema de archivo, esto queda a gusto de cada en mi caso preferí NTFS, pero si vamos a trabajar con un USB de arranque con MS-DOS o FreeDOS tenemos que elegir sistema de archivo FAT o FAT32.

Para terminar seleccionamos la casilla para que nos examine el USB si contiene sectores dañado, desactivaremos la casilla de formateo rápido y como último paso dar clic en la imagen del disco para seleccionar nuestra imagen ISO de Windows 8.1 y damos empezar.



Naturalmente, para que el arranque desde USB sea posible, tenemos que habilitar la opción modificándola en la BIOS de nuestro equipo.